Saltar al contenido

Hemorragia De La Primera Mitad Del Embarazo

La sangre que aparece en la zona genital no en todos los casos procede de una hemorragia vaginal, sino que también puede deberse a hemorroides o cistitis. Algunas hemorragias se acompañan de dolor aproximadamente agudo en la región inferior del abdomen. Hidratación, regentar calmantes parenterales, reforzar actividad uterina. Exploración vaginal, para descartar embarazo ectópico. ABORTO Es la interrupción del embarazo en forma espontánea o provocada con la expulsión de un fetoinmaduro sin la capacidad de sobrevivir.

Peso menor de 500 gramos o una edad gestacional menor de 20/22 semanas. Resulta necesario preguntar por la edad gestacional y, si se dispone de exploraciones ecográficas anteriores, verificar la ubicación de la placenta y analizar los posibles desencadenantes del sagrado como traumatismos, coito o inicio espontáneo. Embarazo molar (también llamado patología trofoblástica). Es una situación extraña en la que lo que crece dentro el útero en un tejido anormal (en lugar de un bebé) que, en algunos casos puede ser cancerígeno y diseminarse a otras partes del cuerpo. Otros síntomas del embarazo molar son náuseas y vómitos severos y desarrollo veloz del útero.

Por supuesto, frente cualquier sangrado o hemorragia a lo largo del embarazo hay que asistir al médico a fin de que sea el especialista el que valore la situación y verifique que todo está en orden. Además, va a ser él el responsable de ofrecernos unas pautas y consejos para entender de qué manera actuar y qué cuidados debemos tener a partir de ese momento. ABORTO COMPLETO Desaparece dolor y sangrado activo tras la expulsión. El régimen radica en observación solamente, confirmación por eco y rastreo de la hCG.

De Qué Forma Prepararte Mentalmente A Lo Largo Del Embarazo

Las pacientes con Rh negativo deben tratarse con 300 mg de gammaglobulina anti-D. Si el embarazo no fué controlado hay que establecer la ubicación del mismo. Una de las entidades que precisa introducirse en el diagnóstico es la gestación ectópica. Si bien esta información fué redactada por un especialista médico, su edición ha sido llevada a cabo por periodistas, por lo que es un contenido meramente orientativo y sin valor de indicación terapéutica ni diagnóstica.

La resonancia magnética podría emplearse en casos en los que la ecografía no es concluyente en placentas anteriores posteriores11. La gestante que muestra un sangrado en la segunda mitad de la gestación puede deteriorarse de forma rápida. El propósito del régimen debe ser recuperar o prevenir este deterioro. Una vez la tolerante se halle estable se instaurarán medidas mucho más específicas. Se trasladará a la tolerante a un centro donde pueda llevarse a cabo, si fuera preciso, una transfusión sanguínea, una cesárea de urgencia, asistencia neonatal o una laparotomía. Durante el embarazo hay un mayor flujo de sangre hacia el cuello del útero y, las relaciones íntimas o los exámenes vaginales tienen la posibilidad de producir un sangrado que no debe ser fundamento de preocupación.

Embarazo Ectópico

No se asocia a un peor pronóstico del embarazo, con lo que no se trata de una amenaza de aborto. Conforme el saco embrionario se implanta en el útero, hace la rotura de pequeños vasos sanguíneos y, por tanto, sangrado. Frecuentemente el sangrado es muy suave, unas gotas de fluído color rosado a café claro y puede perdurar desde escasas horas a pocos días.

• El empleo de tocolíticos se ha demostrado útil en ciertos casos prolongando la gestación y alcanzando mayores pesos neonatales sin influir en la frecuencia ni intensidad del sangrado. La etiología de la placenta previa es ignota pero hay varios causantes asociados a su aparición, y varias teorías que podrían participar en su aparición. Se realizará cesárea frente hipovolemia, perturbación grave de la coagulación, insuficiencia renal aguda o fracaso de la prueba de parto. Inicialmente debe hacerse una opinión rápida del estado hemodinámico materno, del estado fetal y de la cuantía del sangrado. Frecuentemente la confirmación se realiza a través de ecografía. Si quedan dudas el estudio se completa con ß-HCG seriadas en suero.

El 77,6% De Las Mujeres Se Preocupa Del Avance Fetal En El Momento En Que Ya Están Embarazadas

En el 20 a 30% de los embarazos confirmados puede manifestarse un sangrado vaginal durante las primeras 20 semanas de gestación; prácticamente la mitad de estos casos terminan en un aborto espontáneo. Es la causa mucho más recurrente de hemorragia vaginal en el primer trimestre del embarazo. El 50% de las mujeres que sangran a lo largo del primer trimestre del embarazo pueden padecer un aborto.

Una mujer embarazada con sangrado vaginal ha de ser evaluada inmediatamente. Ictericia, hiperestesia cutánea y mialgias orientan a infección por C. Trauma de cérvix o fondo de saco orienta a maniobras abortivas. Ninguna pérdida hemorrágica durante la primera mitad de la gestación puede ser considerada fisiológica.

Trofoblástica persistente (para corroborar esto se solicita una Rx de torax y se inicia Tx con METOTREXATO. Una vez que está dentro de valores normales se monitoriza mensualmente durante 6 meses. El aborto espontáneo es la causa más habitual de sangrado a lo largo de la sección primera del embarazo. La ecografía pelviana transvaginal se efectúa para confirmar un embarazo intrauterino salvo que se hayan recogido terminados los productos de la concepción . Si las pacientes están en shock o la hemorragia es intensa, debe realizarse la ecografía en cama de la enferma. El examen bimanual debe buscar dolor a la movilización del cuello uterino, masas anexiales o mal a la palpación y confirmar el tamaño del útero. 14 semanas, el cuello no debe sondearse porque la placenta vascular puede desgarrarse, de manera especial si cubre el orificio cervical interno .

También en este momento resulta indispensable ver el estado del feto y de la placenta. En el caso de que se haya producido un aborto, lo más común es que le practiquen un legrado uterino. En caso de desprendimiento prematuro de placenta, la mujer tiene contracciones y el sangrado es continuo, pero poco abundante y de color muy oscuro.

En el embarazo ectópico, el feto se implanta fuera del útero, habitualmente en las trompas de Falopio. El desarrollo del embrión puede romper la trompa, poniendo en riesgo la vida de la madre. El embarazo ectópico sucede aproximadamente en el 2% de los embarazos. El embarazo ectópico asimismo cursa con dolores abdominales intensos en el bajo vientre. Siempre y en todo momento se tienen que solicitar pruebas de Rh para las mujeres que presentan sangrado vaginal al inicio del embarazo para determinar si se precisa inmunoglobulina Rho . En el último trimestre, el obstetra valorará, en primer lugar, de dónde procede la sangre, y seguramente efectuará una ecografía.

En estas situaciones es recomendable guardar algo de reposo y eludir el agobio físico y psicológico. En el momento en que la hemorragia se muestra al principio del embarazo, el médico estudia, primeramente, su gravedad, las funcionalidades vitales de la madre y el confort fetal. Además puede efectuar un examen pélvico de la embarazada y una ecografía para determinar la causa. Si es por amenaza de aborto, recomendará almacenar reposo absoluto y abstenerse de mantener relaciones sexuales. Pocas veces va a ser necesario ingresar a la madre en el hospital o hacerle una transfusión sanguínea. Si la causa es la placenta anterior, la sangre tiene color rojo intenso y brillante y la mujer no siente dolor abdominal.